TRES DÍAS DE AMOR INTENSO (3): SÁBADO

SÁBADO SANTO / ENTREGA Y CONFIANZA

PENSAMIENTOS PARA UN DÍA ÚNICO

Desarrollo y explicación de la catequesis

La sala está a oscuras. Un foco ilumina el cuerpo de Jesús yacente en el suelo, bajo una sábana blanca. Representa el sepulcro.

María está ahí…

Todo el grupo de chic@s entran en la sala:

Después de que se hayan acomodado, entran dos mujeres (monitoras) que se funden en un abrazo con María. Las tres en silencio quedan al lado del cuerpo…

A continuación, uno a uno, y por este orden los discípulos van apareciendo, se acercan a la tumba, hacen un gesto, una inclinación y, sin marcharse de la sala, quedan, pululando por ahí, desconcertados y respetuosos.

Una voz en off expresa de cada personaje una frase:

Pedro: Silencio bañado en llanto.

Juan: Llanto secado con la fe.

Felipe: Fe sustentada en la promesa.

Tomás: Promesa que espera tocar son sus manos.

Bartolomé: Manos que abrigan esperanza.

No sale nadie, pero se dice: Judas Iscariote: Esperanza que la tradujo en desconfianza.

Judas Tadeo: Desconfianza abierta a la novedad.

Andrés: Novedad que le llevará al martirio.

Santiago M.: Martirio que será suerte y destino.

Mateo: Destino que se convierte en conversión.

Santiago Alfeo: Conversión que llena el corazón.

Simón: Corazón que espera Resurrección…

Al concluir la ronda se apaga el foco.

Silencio.

Contigo creo

SAL DE AHÍ (JUAN 11)

«Sal de ahí» es la expresión que utiliza Jesús de Nazaret para dirigirse a Lázaro de Betania, su amigo, que yace en la tumba.

ver más »