REFORZAR EL AUTOCONTROL

El autocontrol o autorregulación es la capacidad de controlar nuestros deseos, emociones, sentimientos y conductas con el objeto de gobernar la propia vida.

REFORZAR EL AUTOCONTROL

El autocontrol o autorregulación es la capacidad de controlar nuestros deseos, emociones, sentimientos y conductas con el objeto de gobernar la propia vida.

PRACTICAR LA PRUDENCIA

La prudencia es una de las fortalezas cognitivas englobadas en la virtud de la templanza. Es una orientación hacia nuestro futuro personal.

PRACTICAR LA PRUDENCIA

La prudencia es una de las fortalezas cognitivas englobadas en la virtud de la templanza. Es una orientación hacia nuestro futuro personal.

ENTRENAR LA TEMPLANZA

La templanza es una gran virtud que se caracteriza por el hábito de la automoderación juiciosa y razonable de los impulsos y del uso excesivo de los sentidos.

ENTRENAR LA TEMPLANZA

La templanza es una gran virtud que se caracteriza por el hábito de la automoderación juiciosa y razonable de los impulsos y del uso excesivo de los sentidos.