Nacemos con la palabra, el verbo. Crecemos y crecen con nosotros. Esos verbos que, silenciosamente, llenan cada día y cada instante expresan el rumor de la vida, de tu vida. Te invito a leer y releer en ti su significado e invitarte a que cada uno de ellos te proyecte hacia dentro y hacia fuera de ti.