LOS ÚLTIMOS

Nuestros jóvenes y nuestros niños deberían ser los primeros. ¿Y eso cómo se hace?. Para empezar, escuchándoles, preguntándoles y tomando decisiones en función de sus respuestas.