EL GUION: IDENTIDAD Y FRATERNIDAD

La conciencia de ser pueblo de Dios lleva consigo asumir nuestra vocación común: en la Iglesia todos somos responsables porque todos somos Iglesia.